Make your own free website on Tripod.com
Feliz Domingo para todos...

En febrero de 1982, Luis T. estaba de vacaciones en San Bernardo, en un departamento sin televisor, por lo que no podía ver el "Feliz Domingo" al que concurriría nuestra división.

Entonces, le pidió a Eduardo que le escribiera, relatándole ese programa con pelos y señales, para ir sintiendo con su lectura, las mismas emociones que sentiría si lo estuviese viendo. Para eso, tenía que mantener el debido suspenso, guardándose de anticipar el resultado final. Y lo hizo de esta manera:

 


Morón, 8 de febrero de 1982:

Querido Luisito (no vayas a pensar mal):

Como vos me lo pediste te voy a contar todo y con lujo de detalles:

Ya sabías que Luis y yo íbamos al campo para volar los aviones, pero ¡¡qué lástima!! no se cayó ningún aeroplano de Luis; apenas el Stucka con el aterrizaje se le rompió una rueda; pero eso no es nada: a mí se me hizo bolsa dos (chiquitos, nada que ver con los grandotes de Lucho) y uno me quedó sanito porque estaba tan lindo que no me animé a tirarlo.

Bueno, como esto no era lo que te incumbía, te voy a contar todo lo del "Feliz Domingo", pero igual era para informar, por si se le caía un avión a Luis (pero salí perdiendo yo).

Todo ocurrió muy pronto. Yo me quedé dormido (por madrugar) en mi habitación, pero llegó las 17 hs. y mi vieja me vino a despertar porque empezaba el programa. Tenía que estar una hora antes en lo de Lucho; entonces me vestí y rajé para allá.

Parece que Luis estaba muy cómodo en su casa porque Nora apareció a las 15 hs. (seguro que él le había dicho que empezaba a esa hora; era para aprovechar en el diván).

La primera prenda fue la de baile; estaba tan ansioso de ver a los chicos que concursaban, para ver a quién metieron en esa prenda, y para colmo las cámaras enfocaban cualquier cosa en vez de los participantes; pero cuando Silvio Soldán empezó a preguntar los nombres de ellos, nos dimos cuenta que 5º 1ª no estaba (¡¡fiuuu...!!) (* Aclaración: en lo de Luis estábamos Nora y yo).

Esa prenda fue de lo mejor: había para bailar zamba, tango y rock and roll; una pareja (bah, una mina) bailó moviéndose para todos lados.

Después pasó la prenda de vialidad, en la que Willy no estaba. Parece que los gronchos del Dorrego no estaban bien ubicados porque las cámaras no los enfocaron casi nunca (bah... nunca). Solamente apareció la cara de Mabel, cuando empieza el programa después de la propaganda.

Luego llegó el yo sé, en el cual Favito se tenía que zarpar. Yo creía que había solamente 3 chicos que participaban, pero no fue así.

La participante Nº 1 era una boluda que recitó un poema (demasiado largo y plomo) hablando de un perrito (guauu) que encontró y lo pisó un coche, de no sé qué autor. Mientras recitaba vimos un flamante piano de cola y pensamos que tenía que estar Favio, pero no aparecía.

El 2º participante fue un pibe que tocó en el susodicho piano un tema de blues o jazz, muy aburrido, y nada que ver de cómo toca Favio.

Luego vino la participante Nº 3, que era patinadora. Pusieron la música de "La última nieve de primavera", y empezó a hacer piruetas, y en una vueltita se cayó (según Silvio S. fue por un clavito). Además, se fue muy bien vestida (para ganar al jurado). Hasta ahora, el que estuvo mejor fue la participante Nº 1.
Después vino el participante Nº 4, que era un pibe con una guitarra (¡y Favio no aparecía!). Tocó muy mal; se le trababa todo.

Y ¡¡al fin!! ¡¡¡¡lo vimos!!!! Era Favio, sonriente. Soldán le preguntó qué iba a hacer, y él muy tranquilo le dijo que iba a tocar el Estudio Nº 5 Op. 10 de Chopin (¡no iba a tocar casi nada!).

Las manos se levantaron lentamente y... faaa... empezó a darle con todo, y creo que no se olvidó de usar ninguna tecla; además, las luces se apagaron y un solo reflector lo alumbraba a él y a "su" piano (que ya había dominado). Terminó, aplausos, gritos (de los gronchos), y Soldán estaba muy asombrado de que un pibe como Favio toque así el piano. Fue el último participante, y el mejor, para nosotros.

Silvio se acerca al jurado (todos en el diván estábamos muy nerviosos y ansiosos) y un veterano dice: "por unanimidad el ganador es... ¡el participante Nº 5!" Yo salté; no sé si Luis y Nora también, pero los chicos que estaban en el canal casi se caen de la tribuna, y llegamos a ver algunas caras conocidas.

Vos no te podés imaginar cómo copó Favio al canal, el cual volvió a repetir la grabación de él por video, y se fue contento con un reloj y una calculadora (grrr...).

¡¡Ya estábamos en la final!! No nos decidíamos si ir para el canal o ver lo que pasaba por televisión. "Mejor -dice Luis- no vamos; a ver si en la primera ronda nos cagan, y vamos al pedo".

Nos bancamos unas prendas estúpidas y un recital de Vivencia, y esperamos la gran final.

¡¡y llegó la gran final!! No podíamos ver quién estaba con Favio hasta que le tocó el turno, y allí estaban: Raúl Regnícoli y Nora Borthiry.

Hasta entonces los otros colegios contestaron mal. Llegó la pregunta: física (mi especialidad):

"-En el sistema MKS la unidad característica es el Newton. ¿De qué resulta? ¿Del principio de acción y reacción; del principio de masa; o del impulso?"

Y vos no podés imaginarte lo que le dijo Regni a Favio: le dijo que resulta del "impulso"... ¡¡burro!! ¡¡asno!! La conch#&%$...

Yo que antes de que contesten estaba del otro lado de la tele diciendo que era del princio de masa, masa, ¡¡¡masa!!!... pero parece que no me escucharon.

Y bueh... como llegamos a la final, salimos, pero más rápido.

 

T H E    E N D

 

¿Qué te pareció? Vos me dijiste que iba a pasar lo mismo, Lucho también, y la verdad que yo también pensé en que llegaríamos a la final, pero que chau enseguida.

Bueno, espero que los días que tarde en llegar esta carta los disfrutes bien. Yo voy a hacer lo posible por hacerlo aquí.

¿Sabés que Luis se gastó en galletitas y Cocas para recibirnos a Nora y a mí? Gabriela parece que fue al canal, pero no la vimos; tampoco vimos a ningún pibe; parece que los dejaron afuera.

Ya le dije a Luis que la próxima vez que tengamos otro Feliz Domingo yo voy al canal aunque no haga nada.

Bueno, me parece que ya escribí demasiado; no sabés cómo me quedó la mano. Aprovecho para saludar a tus hermanos y parientes que están con vos (y que yo conozca).

Bueno, desde aquí te saludo y te mando un fuerte apretón... ¿de qué? De manos, por supuesto.

Chauu...

Eduardo

 

P.D.: No te vayas a gastar en escribir mucho como yo en una postal. Tampoco me vayas a mandar escribirte algo así después.
¡¡Fiuu!! Terminé. (Disculpá cualquier error: no estamos en el colegio).

Ir arriba